[pullquote align=center]

Una persona consigue el equilibrio cuando su corazón está equilibrado.

[/pullquote]

Pranayama es el control de la respiración. ¨Prana¨ es la energía vital en el cuerpo. La energía vital es la responsable por la vida o la fuerza vital. ¨Ayana¨ significa control.

En el Ayurveda los ejercicios respiratorios constituyen un modo suave de equilibrar nuestra respiración utilizando ambas fosas nasales sucesivamente. La finalidad del Pranayama es la de regular el sistema respiratorio, lo cual nos traerá un efecto tranquilizante en todo nuestro sistema nervioso.

Unos minutos de respiración equilibrada con los ojos cerrados terminará dándonos una sensación de relajación. Solo bastan 5 minutos por la mañana y 5 minutos por la tarde. Algunas personas sienten una agradable ligereza en la cabeza y algo cálido interiormente.

La medicina moderna ha descubierto que las funciones cerebrales se dividen entre el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo. La parte intuitiva y sensible se encuentra en el derecho, la parte racional y organizada en el izquierdo.

Utilizando el Pranayama el Ayurveda a encontrado la manera de hablarle a los dos hemisferios cerebrales dotándolos de equilibrio.

Cuando equilibramos nuestra respiración pasan cosas muy interesantes, la mente se vuelve alerta y despejada. Nos damos cuenta que no hay ningún lado de nuestro cuerpo mas débil que otro.

El Pranayama es el mejor comienzo para su meditación diaria ya que sin ningún esfuerzo centra su atención hacia adentro, reduciendo pensamientos dispersos.

Sugerencias:

  • En el Pranayama no se requiere inspirar hondo. La respiración tiene que ser natural, aunque lenta y más profunda que de costumbre.
  • Es necesario evitar cualquier tipo de esfuerzo; si se siente mareado interrumpa el ejercicio un momento, permanezca sentado, quieto y con los ojos cerrados hasta que vuelva a la normalidad.
  • Si tiene alergias o refriado suspenda el Pranayama hasta que vuelva a tener las vías despejadas.
  • Practique el Pranayama en una habitación tranquila, sin televisión, radio y/o música.
  • No retenga el aliento ni cuente los segundos al aspirar o exhalar. Los textos y los instructores de yoga así lo indican, ya que esa práctica son contrarias a la finalidad de este ejercicio, que tiene como meta proporcionar al cuerpo la posibilidad de equilibrar la respiración.

La Técnica.

Busque una silla cómoda y siéntese con la espalda recta y ambos pies en el suelo. Cierre los ojos y deje que la mente descanse.

Para realizar el ejercicio básico del Pranayama:

  1. Tape suavemente la fosa nasal derecha con el dedo pulgar y exhale poco a poco con la fosa izquierda. inspire normalmente con la misma fosa izquierda.
  2. Tape la fosa izquierda con el dedo del corazón y el anular, y exhale por la fosa nasal derecha. Inspire normalmente por la misma fosa.
  3. Alterne de ese modo las fosas durante cinco minutos. Luego baje el brazo y permanezca reclinado cómodamente con los ojos cerrados uno o dos minutos. Pude pasar a realizar su meditación diaria.

OBSERVE que se inicia cada respiración exhalando y se termina aspirando.


Si quieres recibir los secretos útiles sobre Ayurveda, Yoga y Meditación que te ayudarán a alcanzar una vida con Salud y Bienestar. Suscribete al Boletín Gratuito de Mujer, Salud y Bienestar. ¿A qué esperas?.

 

Boletín Gratuito