[pullquote align=center]

Crear el hábito de la soledad y comunión contigo misma es una de las mayores bendiciones que podemos cultivar.

[/pullquote]

Cada día veo, una y otra vez, como las mujeres colocamos excusas y evitamos la practica de cultivar una espiritualidad activa.

Estoy convencida de que no tiene nada que ver, como antes creía, con la castidad o con los hijos. Tiene que ver, básicamente, con las distracciones: el embarazo, la lactancia, el cuidado y la educación de los hijos; llevar una casa, con sus mil y un detalles, y las relaciones humanas con la miríada de gentes o cosas que tiran de nosotras. Tanto es así que…

[pullquote align=center]

Las ocupaciones normales de la mujer, en la mayoría de los casos, se contraponen a la vida creativa, contemplativa o de espiritualidad.

[/pullquote]

El problema no está sólo en la dicotomía mujer y profesión, mujer y hogar, o mujer  e independencia. Es algo mucho más básico: cómo mantenerse cabal en medio de las distracciones de la vida; cómo mantenerse equilibrada por más que muchas fuerzas centrífugas tiendan a arrancarte de tu centro; cómo mantenerse fuerte, por más que haya choques en la periferia y tiendan a romper el eje de la rueda…

Pero ¿Cómo? El retiro total no es posible. No puedo eludir mis responsabilidades, no puedo hacerme espiritual en medio de mi vida familiar. No me gustaría serlo. Para mí, la solución no está ni en la renuncia total al mundo ni en su aceptación total.

[pullquote align=center]

Hay que encontrar un equilibrio en algún punto, o un ritmo que alterne esos dos extremos, un movimiento pendular entre la soledad y la comunión, entre el retiro y el regreso.

[/pullquote]

Es así como Anne Morrow Lindbergh en su libro Regalo del Mar, intenta transmitir su experiencia y nos ofrece su visión:

Hoy, la lección que tengo que aprender es difícil: dejar a los amigos y a la familia, y practicar deliberadamente el hábito de la soledad durante una hora, un día o una semana. El cambio es lo que más me cuesta, pero, una vez que lo he hecho, descubro que en estar sola hay una cualidad increíblemente valiosa. La vida se precipita de nuevo al vacío, más rica, más vívida, más plena que antes.

Sé definitiva e irrevocablemente que en ese hábito de la soledad que nos propone Anne elevamos nuestro SER a una dimensión superior de conciencia expandida en la que se amplia nuestro amor, tolerancia, bondad, creatividad y dones de los que hemos sido dotadas para cumplir nuestro propósito de vida. De allí la necesidad de cultivar un espacio sagrado de retiro para practicar el hábito de la soledad y serenidad en comunión con nuestra grandeza.

¿Que te impide crear tu espacio sagrado?

Quizás escucharás a las personas que te rodean detractoras de tu retiro decir que eres egoísta, esas personas simplemente no lo entienden; ¿como puede ser egoísmo retirarte a expandir tu SER para entregarle a todos ellos más amor, paz y serenidad a tu vuelta? eso no es egoísmo, eso es bondad.

O quizás sea tu saboteadora interna (ego) quien te susurre al oído de forma intermitente que no tienes tiempo, que la lista de tareas y actividades se acumula; pues para esa saboteadora interna solo cierra tus oídos y envuélvela en un abrazo de gratitud por darte la oportunidad de practicar la fuerza de voluntad y tu poder de elección. Tu tienes la última palabra y acción, en consecuencia.

En una propuesta que nos hace nuestra amiga y columnista Laura Vaca-Pereira sugiere algunas recomendaciones para crear ese espacio sagrado que nos permite SER y Estar en comunión con nosotras mismas.

Así que la próxima vez que sientas que debes hacer un ¨alto¨ y desconectar para encontrarte, hazlo!, te lo mereces, tu espiritualidad y serenidad son lo que mantiene tu mundo en pie y te hace vibrar a lo largo del camino de la vida. Recuerda que al volver:

[pullquote align=center]

La vida se precipita de nuevo al vacío, más rica, más vívida y plena que antes.

[/pullquote]


 

Recomendaciones:

  • Me encantará saber de ti, así que comparte con nosotras ¿Como creas tu espacio sagrado?; puedes hacerlo en las redes sociales con el hashtag #espaciosagradoMSB
  • Nosotras a su vez estaremos también compartiendo ideas para esos espacios sagrados.
  • Si aún no tienes los regalos descargables de los meses anteriores, búscalos AQUÍ!
  • Si no quieres perderte los próximos regalos descargables, suscribete al Boletín y recibelos una vez al mes en tu correo electrónico.

Boletín Gratuito