No cabe duda de que representa todo un desafío deshacernos de hábitos perjudiciales en nuestras vidas; porque la repetición de cualquier patrón de conducta establece circuitos neuronales en el cerebro, generándose cambios bioquímicos y fisiológicos que se perpetúan en el comportamiento.

La buena noticia es que con una práctica consciente y gracias a las enormes capacidades del cerebro es posible romper esos patrones de conducta y cambiar esos hábitos perjudiciales; es importante entender que se trata de un proceso que conlleva aspectos emocionales y físicos y no de sacudir una varita mágica.

A continuación presentamos una hoja de ruta de siete pasos que pueden ayudarle a tener éxito durante el proceso:

Primer paso: Identificar su mayor obstáculo o excusa.

El primer paso para abandonar un hábito no deseado es reconocerlo. Conectar con su poder personal de elección y desde la práctica consciente tomar la decisión de identificar el comportamiento que quiere cambiar es el primer paso hacia su objetivo.

Tómese unos minutos, cierre los ojos, realice cinco inspiraciones y espiraciones profundas y pregúntese:

  • ¿Qué hábito quiero cambiar?;
  • ¿Por qué quiero cambiar este hábito?;
  • ¿Deseo cambiarlo por libre elección?.

Estas tres preguntas le ayudarán a realizar el auto-examen necesario para hacer consciente su decisión de cambiar el hábito no deseado.

Segundo paso: Atención/Acción en el momento presente.

Al participar en el hábito no deseado, hacerlo con toda su atención. Si usted desea, por ejemplo, cambiar su compulsiva necesidad de comer, cuando este comiendo, hágalo conscientemente; esto quiere decir que, deje de hacer cualquier otra cosa que esté haciendo simultáneamente con la acción de comer (ver tv, hablar con otros, distraerse, etc.) y conéctese con su observador interior.
Experimente y note las sensaciones de su cuerpo mientras come, los pensamientos que tiene en su mente y aparte todos los juicios.

Tercer paso: Visualice.

Cierre los ojos, realice cinco inspiraciones y espiraciones profundas y visualice en su mente el cambio que quiere hacer, tal cual como si fuera una película que está viendo.
Si su objetivo es comer sano, mírese deshaciéndose de toda la comida chatarra de su nevera; comprando alimentos frescos y preparándolos de forma sana en su cocina.

Cree el nuevo guion en su mente y anótelo en detalle lo más descriptivo posible. Léalo cada día, y vaya mejorando la historia constantemente.

Cuarto paso: Libere el entorno.

Hemos llegado al ecuador del proceso, aquí ya comenzará a transitar acciones muy concretas:

  • Fije una fecha para poner fin a su hábito no deseado.
  • Ya sea que usted se está retirando de una relación tóxica, trabajo, o sustancia, quiere dejar de comer compulsivamente o cualquier otra cosa que sea su habito no deseado; los tres primeros días suelen ser los más difíciles, por lo que es recomendable comenzar en la mañana de un día sábado, así que va a tener el fin de semana para centrarse en los cambios que desea hacer. 
  • Retire todas las tentaciones de su medio ambiente, y para las próximas 72 horas, simplifique su vida todo lo que sea posible.

Estas son algunas sugerencias que podría poner en práctica durante su retiro de fin de semana:

  • Beba infusiones: té de hierbas de raíz de jengibre, es un desintoxicante natural, o infusión de melisa para disminuir la ansiedad.
  • Nutra sus sentidos: Tome una clase de yoga, meditación, ir de excursión a alguna zona natural en la que respires serenidad.
  • Haga una ¨Limpieza general¨: Haga actividades que refuercen su intención: Lave el coche, limpie los cajones, deshágase de la ropa vieja y todo lo que ya no le será útil a usted.

Quinto paso: Llene el vacío

Los Hábitos llenan necesidades profundas, por lo que cuando elimina un comportamiento no deseado, es necesario sustituirlo por un hábito enriquecido. 

Durante la primera etapa se sentirá incomodo e inestable pero, a cambio de, distraerse en una noche de cervezas u horas frente a la TV, como esta en su práctica consciente sabe que esa insatisfacción provisional es parte de su proceso de abandonar un hábito no-deseado por lo que no liberará su frustración riñendo a sus hijos o a sus compañeros de trabajo.

Sino que a cambio de ello, buscará una actividad (ejercicio regular, meditación, yoga, clases de arte, etc.) que le proporcione equilibrio sostenible y que tomará el lugar del alivio temporal a su viejo hábito no deseado.

Sexto paso: Rodéate de personas sanas

En algún momento del camino será necesario poner un poco de distancia con las personas de su entorno que participan del hábito no deseado que usted está dejando. Si desea finalizar su patrón de comportamiento de comer compulsivamente, por ejemplo, deberá buscar a personas que llevan hábitos de alimentación sana para que se vea positivamente reforzada en el esfuerzo que esta realizando por dejar atrás ese hábito no deseado.

Séptimo paso: Regocíjate en la gratitud de cada paso alcanzado.

Celebrar los logros motiva a continuar, con cada etapa hazte consciente del camino y eleva tu energía de gratitud. Reconoce el valor de tus fortalezas que te están permitiendo conseguir tus metas y añádelas a tu banco de recursos internos. Una vez superado el hábito no deseado estos recursos internos serán para ti una nueva estrella disponible para afrontar nuevos desafíos.

Toma acción y suscríbete a nuestro Boletín Gratuito y recibe mensualmente herramientas prácticas para crear tu Salud y Bienestar.

Boletín Gratuito