,Seguro que alguna vez hemos oído el término de autoestima. Incluso puede que lo hayamos utilizado pero ¿realmente conocemos su significado y las implicaciones que tiene en nuestra vida?

¿Qué implicaciones tiene en nuestra vida?

William James definió la autoestima como la relación entre nuestros éxitos y nuestras pretensiones, concluyendo que si nuestras pretensiones superan nuestros éxitos, nuestra autoestima sería baja, pero en caso de que los éxitos sean mayores, la autoestima será alta.

En cualquier caso, la autoestima es la evaluación que hacemos de nosotras mismas. Esta valoración incluye aspecto físico, mental, emocional y espiritual. Algunas también lo llaman amor propio.

Si bien es cierto que es importante tener una autoestima positiva, también es importante encontrar un equilibrio entre la valoración de nosotras mismas y la realidad.

La honestidad es un valor que empieza con una misma, por lo que el autoengaño no es una opción ya que al final solo nos perjudica.

Autoestima vs. Sobreestima

La autoestima es un constructo dinámico, es decir que cambia con el tiempo y las experiencias.

Cuando tenemos un crecimiento personal nuestra autoestima debería crecer en consecuencia pero es importante mantenerla en un plano real y no llevar nuestra autoestima a la sobreestima.

La sobreestima supone una valoración positiva que no coincide con la realidad. Cuando escuchamos que alguien nos dice “eres la mejor”, en la mayoría de los casos somos conscientes de que no es un mensaje literal, sino más bien una expresión que se incluye en lenguaje cotidiano.

Sin embargo en algunos casos, como por ejemplo en niños cuando la autoestima se está construyendo, la exaltación reiterada de sus capacidades de manera exagerada puede llevar a una autoestima inflada.

La consecuencia de la sobreestima, paradójicamente, es una autoestima muy baja una vez que las capacidades de la persona se enfrentan con la realidad.

Esto no quiere decir que no debemos alabarnos a nosotras mismas por nuestros logros y nuestro desarrollo personal, sino más bien que es importante mantener los pies en la tierra de manera que podamos mejorar nuestras debilidades y trabajar en nuestros defectos.